martes, 7 de julio de 2009

Miradas de Apoyo: redes sociales de apoyo para personas en riesgo de exclusión




La Universidad de Valencia y la Fundación Adapta presentan el portal ‘www.miradasdeapoyo.orguna herramienta de redes sociales para personas que se encuentren en situación de exclusión o en riesgo de padecerla. El portal permite que se constituyan grupos de apoyo (padres, profesores, terapeutas…) en torno a personas en riesgo de exclusión y que dichos grupos compartan información y se coordinen para ayudar a estas personas.

Miradas de apoyo es un espacio para cada persona en riesgo de exclusión, al que tan sólo tienen acceso los miembros de su grupo o red de apoyo. Un espacio en el que se recogen los sueños y otros aspectos esenciales de la vida de la persona y en el que se cuenta con herramientas visuales para que la persona pueda comprenderlos con profundidad. Dispone de ayudas para la coordinación y planificación para y con la persona central, permitiendo traducir sus sueños y objetivos en actividades concretas de su vida diaria.

En el portal, los participantes de cada grupo pueden relacionarse también con los de otros grupos, para compartir experiencias, recursos y conocimientos sobre esta forma de trabajo. Dentro de este portal, se cuenta con todas las ventajas de las redes sociales ya existentes y, además, se cuentan con ayudas específicas para el trabajo centrado en la persona.

Miradas de apoyo pasa a formar parte del conjunto de servicios ofrecidos por la Fundación Adapta, una entidad estatal sin ánimo de lucro en cuyo patronato participa la Universidad de Valencia. A partir de su lanzamiento, cualquier persona puede darse de alta y crear un grupo de apoyo para sí misma o para un ser querido y comenzar a trabajar para producir estos cambios tan necesarios que les ayuden a alcanzar sus sueños.

Centrarse en la persona

Durante mucho tiempo la mayoría de las personas en riesgo de exclusión, especialmente las personas con discapacidad, han visto como no eran ellas, sino otras personas, quienes tomaban las decisiones importantes sobre su vida: dónde vivirían, qué servicios tendrían, qué tipo de labor profesional realizarían, incluso aspectos relacionados con sus relaciones y con su intimidad. Los profesionales y familiares, con su mejor voluntad, a menudo se olvidaban de preguntar a dichas personas qué era lo que realmente deseaban. Se olvidaban de darles la oportunidad de elegir: desde las cosas más sencillas y cotidianas, como qué querían comer o qué prenda vestir, hasta aspectos relacionados con sus proyectos vitales, como a qué querían dedicarse en su edad adulta.
Como respuesta a este problema tan importante como poco conocido, hace varias décadas surgió en otros países la forma de trabajar centrada en la persona, por la que se trata de que sea la propia persona en riesgo de exclusión quien tome las riendas de su propia vida.

“Un enfoque centrado en la persona nos anima a guiarnos por los intereses, los puntos fuertes y los deseos de cada persona”. Beth Mount
Se trata de una forma de hacer que se ha ido introduciendo en los últimos años en nuestro país y que ahora puede cobrar más fuerza gracias a las nuevas tecnologías. Cuando se trabaja de forma centrada en la persona resulta de gran ayuda que se formen redes o grupos de apoyo en torno a cada una de ellas para ayudarla a cumplir sus sueños. Estos grupos están formados por las personas más significativas en su vida: familiares, amigos, profesionales de los servicios a los que acuden y cualquier otra persona que sea importante para quien tiene necesidades de apoyo.

Esta forma de trabajar ha demostrado ser extremadamente eficaz para eliminar barreras de participación y para conseguir una mayor calidad de vida. Se trata de una herramienta que permite producir cambios en el entorno cultural y social de estas personas para que puedan expresar y cumplir sus sueños y alcanzar una participación plena.

En un ámbito por ahora lejano al anterior ha surgido el fenómeno de las redes sociales en Internet. Con muy pocos años de recorrido, son ya millones los usuarios de redes como Facebook, Myspace o Tuenti, que se relacionan utilizando dichos sistemas.

Tratando de aprender de los trabajos realizados en ambos mundos, el de la atención a personas con necesidades de apoyo y el de las redes sociales, la Universidad de Valencia ha apostado por desarrollar el concepto de servicios centrados en la persona utilizando las nuevas tecnologías y desarrollando así un nuevo concepto denominado “redes sociales de apoyo”, desarrollado plenamente dentro de un novedoso portal disponible en la Web.

5 comentarios:

sarah dijo...

gracias por esta aportación Esther ! ya me he registrado.
abrazos

Esther dijo...

Yo espero tener un rato y tambien hacerlo, creo que es una iniciativa muy buena.

yoly dijo...

Yo vivo en argentina pero me alegro que otros países hagan bien las cosas, es una muy buena iniciativa.
besos

Esther dijo...

No importa Yoly donde vivas la puedes hacer de todos modos si crees que te va a resultar util.

Besos

Javier Sevilla dijo...

Hola , Soy Javier Sevilla, uno de los creadores de miradasdeapoyo. Sólo comentaros que me alegra mucho que os guste la iniciativa que hemos creado.
Estamos a disposción para cualquier duda que tengais.
En cuanto Yoly decirle que por supuesto que se puede usar la página desde Argentina. Seguro que le hace mucha ilusión a uno de los miembros de nuestro equipo, Fabian Amati, es Argentino, y actualmente está viviendo de nuevo en Buenos Aires.
Estamos barajando la opción de enviar a Argentina después del verano un pale de libros en castellano sobre autismo, el de la web de miradasdeapoyo y pcp, otro de Olga Bogdashina, y otro de Theo Peters. Todos ellos a un precio más asequible que en España. Sabiendo que hay gente de Argentina que ve esta página, ya lo anunciaré por aqui.

Un saludo.