domingo, 14 de diciembre de 2008

El primer año de Pablo

La verdad es que Pablo ha sido un niño tranquilo que se pasaba la mayor parte del día comiendo y durmiendo y cuando estaba despierto no te reclamaba. Se tomaba el biberón muy bien, pero nunca te pedía comer, si se lo dabas bien y si no tampoco te llamaba la atención.

El tiempo iba pasando y era un niño muy alegre que con que le miraras ya te echaba una sonrisa preciosa. Recuerdo cuando de su boquita salió el primer "ajo" madre mia que ilusión.

Fue muy gracioso porque sobre los 6 meses le aparecieron sus primeros dientes, pero no las paletas como normalmente les sale primero a los niños, si no los colmillos de arriba y parecía draculín.

Le encantaba andar, por el suelo gateando y lo que le cundía.

Tengo grabado de las primeras veces que dijo "papa". Bueno el padre no cogia en su camisa.

Entonces nada parecía raro, el niño seguia siendo tranquilo y risueño.

Echando la vista a tras ahora si que veo algunas cosas que eran indicadores de que algo no marchaba ... nunca conseguirmos que hiciera los 5 lobitos, ni que dijera adios con la mano, tenía unos cubos con los cuales jugaba a tirarlos para que hicieran ruido, no para apilarlos, pero el pediatra me decía que todo estaba bien.

Y así trascurrio el primer año de Pablo un niño feliz y risueño que justo unos días antes de cumplir su primer año salio andando solo y hasta hoy no ha parado ni un solo momento.

2 comentarios:

Tamara dijo...

Me alegro de que te animaras a contar cosas de vosotros, ademas me alegro de haberte conocido, eres una persona especial, eres mi amiga especial.
Besos Tamara.
Mama de los tres mosqueteros

QueridoQuique(Concha) dijo...

Me está encantando tu blog. Hoy comienzo una etiqueta nueva de entradas dedicadas a homenajear los blogs que nos gusta, y como hoy estaba por aquí, te estoy preparando a tí mi primer homenaje. Espero que te guste. Un besito.