jueves, 1 de enero de 2009

Comenzamos 2009

Feliz año a todos, lo primero.
Ayer fue un día con mucha actividad para Pablo y dio la talla como todo un campeón. Conseguí que durmiera 2 horas de siesta que luego le ayudaron a mantenerse despierto hasta la 1 del madrugada. Creo que es la primera vez que consigue ver las doce campanadas.
Estuvo muy gracioso, cantando y bailando con sus primos. Cenaron primero su primo y él y luego se sentó a la mesa con todos comiendo sus palitos preferidos.
Para el la cena de anoche era como un cumpleaños, y mas cuando vio aparecer la tarta de chocolate que mama había hecho para los niños.
Después de las doce uvas vino el "familiar invisible" que a Pablo le trajo un puzle de Caillou y que le gusto un montón. Su familiar invisible fue su yaya.
Luego llegaron unos fantasmas muy graciosos, que lejos de darle miedo le provocaron alguna que otra risa.
Y así entre risas, gusanitos, bailes y canciones conseguimos que pasara la noche con toda la familia y cuando se acostó no creo que le diera mucho tiempo ni a contar una ovejita.

1 comentario:

Laura Gòmez Àlvarez dijo...

Hola Esther
Soy la mamà de Tomàs, un prìncipe que tambièn disfrutò mucho la fiesta de noche vieja. Casi, casi tienen la misma edad. El mio es un poquito màs viejo porque tiene 6. Que tengas un buen año!!

Año 2017.... Adolescencia

Cuanto tiempo hacia que no me pasaba por el blog, casi no lo recuerdo. En este tiempo han pasado muchísimas cosas…. Pablo ya tiene 14 a...